Presentamos los sistemas de calefacción por suelo radiante

Presentamos los sistemas de calefacción por suelo radiante

27 Noviembre 2019

Los sistemas de calefacción por radiadores y calor domótica también pueden ser conocidos como calefacción por suelo radiante. A partir de ahora nos vamos a referir a ellos mediante esta segunda denominación, puesto que resulta más sencilla y de uso común entre quienes ya han disfrutado de sus beneficios o desean hacerlo. 

¿En qué consiste la calefacción por suelo radiante?

Se trata de un sistema para climatizar las estancias de nuestras casas basado en que la fuente de calor emana desde debajo del suelo que pisamos. Debajo de las lamas o las baldosas se instalan los mecanismos que van a dotar a nuestras habitaciones de una temperatura agradable. 

Las claves de este tipo de calefacción

Es una clase de calefacción relativamente moderna y muy apreciada en los ambientes más vanguardistas. Entre otras cosas, por el hecho de que, al encontrarse la fuente que irradia el calor bajo el suelo, no vamos a tener que observar otros elementos que lo desprendan. Nos referimos a los antiestéticos radiadores o rejillas. En su lugar, por ejemplo, podremos colocar mobiliario funcional. 

Por otra parte, como no va a depender de las corrientes de aire, el calor se va a distribuir de una forma bastante homogénea por todas las estancias, por lo que va a destacar por su suavidad. Asimismo, remarcamos que este sistema de calefacción cumple con los criterios de eficiencia energética. Este ahorro energético se notará también en las facturas. En este sentido, vale más la pena mantener las temperaturas que encender y apagar continuamente. 

Hemos de señalar que la instalación de este sistema puede parecer más cara que la de la calefacción mediante estufas y otros métodos tradicionales, pero la obra se amortizará con el tiempo. En lugar de por los de madera, debemos optar por suelos pétreos o cerámicos.

Los tipos de calefacción por suelo radiante

Finalmente, creemos que es interesante, antes de elegir uno de estos sistemas de calefacción, conocer sus tipologías, que son las siguientes.

Suelos con agua

Esta clase de suelos cuenta con una red de tuberías que transporta el agua por debajo del suelo. Está conectada a una caldera, la cual convertirá el agua en calor. Supone el sistema de suelo radiante más rentable. La vivienda en la que se quiera aprovechar este sistema habrá de contar con la instalación del gas. 

Suelos eléctricos con baja silueta

Estos suelos disponen de una instalación eléctrica basada en una malla o cables. Una lámina aislante la separará de las baldosas o lamas. Por otro lado, las instalaciones de los suelos eléctricos favorecen la utilización de energías renovables, tales como la mareomotriz, eólica, geotérmica, aerotérmica o solar. Apostar por estas energías alternativas o verdes implica un ahorro en materia de eficiencia. 

En definitiva, los sistemas de calefacción con radiadores y calor domótica son tan rentables como ecológicos. Por ello, animamos a instalarlos.

Si te ha gustado este artículo, accede a nuestros servicios y proyectos realizados, para ver lo que podemos hacer por ti.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puedes obtener más información acudiendo a nuestra política de cookies. Pulse el botón aceptar, para confirmar que ha leído y acepta nuestra política de cookies. Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.